Una vez más Mateo Messi se llevó todas las miradas en las redes sociales. El segundo hijo de Lionel y Antonela Roccuzzo estuvo comiendo una banana con tanta atención que no miró el campo de juego. Incluso luego pisaron el césped y el niño siguió atento a su fruta.

 

 

El pequeño protagonizó una imagen viral: celebró como gol un disparo de Carles Pérez que se fue fuera.

Luis Suárez, que estaba junto a ellos, le corrigió entre risas para que se diera cuenta que el Barça no había marcado.