Además de su fama competitiva, Mourinho se caracteriza por sus picantes frases que dejan mucha tela para cortar, y en este caso usó a Messi como argumento para chicanear al Manchester City. 

Es que cuando le consultaron si llevaría a Leo a su equipo, manifestó: "No, no para el Tottenham. Sólo lo contrataría para mi equipo Top Eleven. En Tottenham respetamos Fair Play financiero. El sólo podría ir a un equipo que no respete el Fair Play financiero, así que no es el Tottenham, seguro".

Esto es en alusión a que el tribunal del fútbol inglés revocó una sanción contra el equipo ciudadano, lo que lo motivó a opinar: "Fue una decisión vergonzosa porque si el City no es culpable, entonces no se le castiga con 10 millones. Si no eres culpable, no deberías tener una multa. Si son culpables, la decisión también es una vergüenza y debería ser expulsado de la competición ".