Este domingo se disputará el clásico rosarino por la sexta fecha de la Superliga y lo más importante a estas horas es como se llevará a cabo la planificación de la seguridad.

Este martes habrá una reunión entre dirigentes de Rosario Central, que hará de local en el Gigante de Arroyito, funcionarios del Ministerio de Seguridad de la Provincia de Santa Fe, Municipalidad, Agentes de Tránsito y Policías para resolver como será la estrategia para llevar adelante un encuentro pacífico. Se estima que se hará uso de aproximadamente 600 efectivos que estarán tanto en las inmediaciones como en sectores estratégicos de la ciudad.

El partido comenzará a las 15.30 horas, pero se espera que haya un fuerte control ya en horarios matutinos para prevenir todo tipo de hechos. En cuanto a nuevas decisiones, se espera que este miércoles haya también una reunión entre agentes de la gobernación, directivos de ambos clubes y Maximiliano Pullaro, Ministro de Seguridad de la Provincia para pulir los detalles del evento.