El goleador venezolano Salomón Rondón, que en este momento juega en el Dalian Pro de China, expresó: “Si algún día tuviese la posibilidad de jugar en Boca, sería ponerle la guinda al pastel y ya no hay más nada que contar”.

Si bien puede interpretarse sólo como una expresión de deseo, cabe recordar que así empezó lo que terminó siendo la llegada de de Rossi, por lo que nada es imposible en el Xeneize. Sobre todo si se trata de un delantero con gol, un puesto que en los últimos tiempos fue cuestionado debido a los bajos rendimientos de los número nueve a los que les tocó ingresar. 

Rondón inició su camino en el viejo continente en España, donde jugó en Las Palmas y Málaga. Luego emigró a Rusia, donde pasó por Rubin Kazan y Zenit. En el segundo solo jugó un año, pero sus 28 goles en 58 partidos le valieron el salto a la Premier League.

Allí, brilló durante cuatro temporadas, tres en el West Bromwich, y la restante en el Newcastle, bajo las órdenes de Rafa Benítez, su actual entrenador en el Dalian Pro. Además, el atacante suma más de 80 presencias con la selección vinotinto.