El presidente Alberto Fernández reducirá en un punto porcentual los fondos que recibe la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en concepto de coparticipación federal. 

Fernández le anticipó esta medida al Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, cuando se reunieron en sus oficinas de San Telmo. En aquel momento hicieron público el acuerdo acerca de quitar las rejas de Plaza de Mayo antes del 10 de diciembre para el acto de asunción presidencial. El punto más importante, sin embargo, fue la quita de participación en esa partida presupuestaria.

En lo comienzos de la gestión macrista, por el año 2016, el presidente Macri incrementó por decreto el porcentaje de coparticipación de la Ciudad en 3,75%, con la excusa del pase de la Policía Federal a Policía de la Ciudad. Esto generó enormes desequilibrios y quejas en el resto de las provincias. 

Luego, con el Pacto Fiscal impulsado por el propio Macri, ese porcentaje se redujo a 3,5%. Ahora Fernández lo reducirá a 2,5%, lo que le significará una pérdida de fondos por la suma de $36.000 millones a la Ciudad de Buenos Aires. 

Si bien es una suma significativa, la Ciudad cuenta con espalda suficiente con el resto de las partidas presupuestaria para enfrentar esa reducción. Además hubo un acuerdo para que la Ciudad recupere parte de esa pérdida vía recaudación.