El presidente Alberto Fernández destacó este miércoles el rol de un Estado presente que garantice al pueblo los derechos básicos y sostuvo que "si el Estado no activa, muchas familias no pueden acceder al derecho a la vivienda".

"Nadie puede sentirse tranquilo, en paz, sin tener un techo que cobije a él y a su familia. Cada vez que entregamos una casa, siempre le digo a Jorge (Ferraresi) 'me siento tan pleno, tan completo', porque en verdad estoy resolviendo un problema de familia, de muchas familias que la están necesitando y esas casas quedan para ustedes", afirmó el mandatario al presidir la entrega de viviendas en el municipio bonaerense de Ensenada.

Fernández encabezó el acto de entrega de 224 viviendas pertenecientes al Programa Reconstruir, junto al ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, el intendente de Ensenada, Mario Secco, y la diputada Victoria Tolosa Paz.

"Jorge (Ferraresi) dice que espera que este plan siga, porque una vez creyeron que este problema lo resolvía el mercado y estos problemas no los resuelve el mercado sino el Estado, el Estado comprometiéndose con la comunidad, sabiendo que si el Estado no activa muchas familias no pueden acceder al derecho de tener una vivienda", aseveró el Presidente.

Al mismo tiempo, indicó: "Estamos trabajando codo a codo, necesitamos que la Argentina se ponga de pie, tenemos un futuro por delante, sabemos a dónde estamos yendo, estamos convencidos del rumbo que hemos tomado".

Finalmente, señaló: "Necesitamos de todos y todas que nos acompañen a construir una Argentina más justa, más libre y más soberana como la que soñaron (Juan Domingo) Perón, Evita, Néstor (Kirchner) y Cristina (Fernández de Kirchner), y en la que yo estoy convencido también".

Plan Reconstruir

En el inicio de la actividad, Ferraresi señaló que “55 mil viviendas fueron paralizadas en toda la Argentina, y no por desidia sino por decisión de un gobierno que pensaba que la vivienda no es un derecho y que el Estado no tiene nada que ver con congeniar ese derecho a argentinos y argentinas que no tienen la posibilidad de tenerla”.

 “A partir de la decisión del Presidente trabajamos para seguir construyendo una Argentina que les permita a los pibes tener el derecho a una vivienda cuando sean grandes y llegar al lugar que quieran llegar sin que nadie les ponga ningún límite”, añadió el ministro, quien el lunes había estado sentado junto a la vicepresidenta, Cristina Kirchner, durante el discurso que ofreció en el plenario de la CTA de los Trabajadores por el Día de la Bandera.

Las casas fueron construidas en el marco del Programa Reconstruir, que prevé la edificación de 55 mil viviendas cuyas obras fueron paralizadas en el año 2016. Además, en el mismo barrio se inició en abril de este año, a través de un trabajo conjunto entre el Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación y PAMI y en el marco del programa Casa Propia – Casa Activa, la construcción de 32 viviendas para personas mayores y un centro de día que contará con espacios comunes y pileta climatizada cubierta.