Antes de culminar su mandato, el ex presidente Mauricio Macri, le había cedido a la Ciudad de Buenos Aires, 31 bienes inmuebles, además a través de un decreto posibilitaba cancelar deudas del Estado o cumplir con asistencia financiera con bienes inmuebles "desafectados del uso, declarados innecesarios y/o sin destino".

Todo esto fue derogado en el día de hoy por el Gobierno nacional. El decreto 145/2020 deja sin efecto la cesión de 31 escrituras a la Ciudad de Buenos Aires por parte del Gobierno nacional.

Además, el nuevo decreto especifica que el inciso derogado “desnaturaliza la función asignada a la Agencia de Administración de Bienes del Estado e implica un desprendimiento de activos insustituibles que pertenecen al Estado Nacional”, además de privar de la posibilidad de “obtener ofertas económicas superiores a la tasación oficial, lo que resulta asimismo desaconsejable desde el punto de vista financiero”.

A su vez, indica que "se torna aún más gravoso y reprochable, cuando la medida ha sido adoptada al día siguiente de la realización de las elecciones generales para elegir, entre otro cargos, Presidente y Vicepresidente de la Nación y la dación en pago de inmuebles se realiza exclusivamente a favor de una sola jurisdicción".

También instruye a la AABE a “revisar en un plazo no mayor a sesenta días, la legalidad de los procesos que derivaron en la disposición, cesión, enajenación, transferencia, desafectación, asignación en uso o dación en pago, de inmuebles del Estado Nacional a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a través de cualquiera de sus organismos, entidades, sociedades del estado o con participación estatal mayoritaria, desde el 10 de diciembre de 2015 hasta el 10 de diciembre de 2019, a fin de que en caso de detectarse vicios que puedan implicar su nulidad así como eventuales hechos o actos ilícitos, se proceda a deslindar las correspondientes responsabilidades administrativas, civiles y/o penales”.