El presidente Alberto Fernández presidió la apertura del primer seminario internacional sobre criminalidad organizada, que convocó el Consejo de Seguridad Interior, y arremetió contra la Justicia por la inseguridad que hay en el país.

"Nada podemos hacer si no tenemos una Justicia que sea corresponsable de la solución del problema, porque el sistema está armado de modo tal que todos conocemos las leyes y los que las rompen, deben pagar", aseguró el Presidente.

“Si la Justicia no actúa del modo que tiene que actuar, ese sistema se quiebra, se pierde la credibilidad y el delincuente se ve librado y la sociedad sufre mucho más", añadió delante los funcionarios y oyentes en el Centro Cultural Kirchner (CCK).

Vale mencionar que una de las primeras medidas que intentó impulsar durante su mandato fue una reforma judicial, que finalmente no pudo llevar al Congreso de la Nación, pero que mantiene como un proyecto de Gobierno, con el objetivo de "democratizar" la Justicia y reformular el Poder Judicial de la Nación.

"Si algo tiene el crimen organizado es precisamente esa penosa capacidad de corromper a las instituciones del Estado. Entonces compran jueces, compran políticos, compran fiscales, intendentes, para que ese crimen pueda funcionar. Para que esa empresa pueda funcionar. Y esa es una tarea que nos atañe a todos", subrayó Fernández.

Inseguridad, un problema “multicausal”

En esa línea, Alberto Fernández señaló que el delito es un problema multicausal con raíz en la desigualdad. "El delito no prospera en las sociedades donde la igualdad es más clara. Es un dato que en materia criminológica está aprobado, verificado y si realmente queremos ver de qué modo queremos enfocarlo, debemos prestar atención, y dar soluciones al ataque y a las causas” explicó.

Además, el Presidente agregó que “debemos garantizar a todos los ciudadanos el derecho a no sentir miedo al salir de su casa, porque es un derecho humano.

Cuando uno revisa cómo funcionan los problemas de inseguridad en la Argentina, está claro que el pequeño delito es el más recurrente y debe ser resuelto por las jurisdicciones”.

El seminario se tituló "Nuevos desafíos de las políticas públicas contra la Narcocriminalidad", y convocó a diferentes expertos en materia de seguridad. El ministro Aníbal Fernández también formó parte de los expositores, y el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, asistió en calidad de oyente.