En el marco de las políticas preventivas frente a la pandemia del coronavirus, el Ejecutivo nacional, a través del Ministerio de Transporte, aplicará una fuerte medida restrictiva sobre la tarjeta Sube. 

Sólo estará habilitada para aquellos trabajadores esenciales, y que estén exceptuados del aislamiento obligatorio que rige en toda el área metropolitana de Buenos Aires. 

La medida fue acordada ayer por la tarde en una reunión del ministro de Transporte, Mario Meoni, con funcionarios de la Ciudad de Buenos Aires y de la provincia. La medida apunta directamente a reducir lo máximo posible el flujo de personas entre las jurisdicciones. 

"Con el objetivo de reservar el uso del transporte público al personal calificado como esencial, se habilitará la tarjeta SUBE únicamente para quienes presten servicios esenciales y estén exceptuados", dice el comunicado oficial. 

Por otro lado, se anunció que los controles de tránsito entre jurisdicciones, serán más estrictos. El salto en el número de contagios en CABA, sería el disparador de estas medidas.