Sin previo aviso y de manera arbitraria, la Junta Nacional Electoral, introdujo una modificación en el proceso de escrutinio de votos para las próximas elecciones que se llevarán a cabo el 27 de octubre. 

El cambio consiste en desdoblar el escrutinio de votos en dos hojas, una correspondiente a la categoría presidente y vice, y otra hoja para el resto de las categorías (senadores, gobernadores, diputados, intendentes, etc. según corresponda en cada distrito) lo que no sólo hará más engorroso el conteo de votos, sino que, según algunos dirigentes de la oposición, intenta instalar un clima de balotaje entre el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández y el presidente Mauricio Macri.  

La Junta sostiene que con esa modalidad se agilizará el conteo de la categoría a presidente, sin embargo “Ahora el presidente de mesa tiene que completar un telegrama, dos certificados y dos actas, lo cual retrasa todo y hace que se corra el riesgo de que haya diferencias en los conteos” afirmó la diputada provincial del Frente de Todos, Susana González, quien denunció la maniobra en twitter. 

 

Susana H González on Twitter

 

Esta modificación es innecesaria y hace más complejo y confuso el trabajo de escrutinio, ya que los telegramas siguen constando de una sola hoja.  Por otro lado los certificados deberían haberse entregado a los partidos hace una semana, pero recién llegaron el 21, cuando quedan menos de cinco días para la veda. “No tenemos tiempo para preparar a los fiscales, que posiblemente no se den cuenta del cambio”, insistieron desde el Frente de Todos.