La Ministra de Desarrollo Social justificó la pobreza como lo hace Macri, diciendo que la gente tiene asfalto y eso aumenta la posibilidad para conseguir trabajo.

La encargada de asistir a las familias pobres para no tengan hambre en la Argentina, estuvo en el programa de Eduardo Feimmann y repitió el discurso oficial con una insólita justificación utilizando la falta de urbanización en los barrios más humildes.

Carolina Stanley sobre las obras que llevan adelante en algunos barrios como contrapartida a la crítica de la oposición de que “la gente no come cemento”, lanzó una indignante justificación mientras que no pudo asegurar que una persona come cuatro veces al día.

La funcionaria calificó como “indignante” la crítica del Frente de Todos de que “la gente no come cemento” y replicó: “Sabemos la difícil situación que viven los argentinos y hemos acompañado esa situación permanentemente, tomando todas las medidas sociales y de alivio para atravesar esa situación”.

Ante la pregunta de Feimann que si una persona hoy en día come cuatro veces al día, la ministra respondió: “La gente come”. “Cuando sufrieron la inflación estuvimos ahí acompañando a través de parroquias, iglesias evangélicas y con mucho trabajo en redes sociales”, aseguró.