El intendente de la ciudad salteña de Rosario de la Frontera, Gustavo Solís Mónico, se encuentra más complicado que nunca. Sucede que la Justicia rechazó todos los planteos llevados adelante por la defensa del funcionario que intentan desesperadamente despegarlo de causas relacionadas con el incumplimiento de deberes de funcionario público, fraude a la administración pública y cohecho.

El escándalo que deja a Solís Mónico al borde del juicio penal incluye acusaciones sobre su presunta aceptación de facturas duplicadas y la contratación de una empleada con antecedentes judiciales, entre otros gravísimos hechos.

El Juzgado de Garantías 1 del Distrito Judicial Sur – Metán resolvió no hacer lugar a la solicitud planteada por la defensa técnica Solís Mónico, en la causa requerida a juicio por la fiscala penal Verónica Simesen de Bielke, quien sostuvo en sus fundamentos que está acreditada la existencia del ilícito endilgado y la responsabilidad penal del acusado, quien fue imputado el 21 de diciembre de 2020

La investigación comenzó tras la publicación de una noticia el 26 de febrero de 2020, de la cual surgió la falsificación de facturas en el municipio: precisando la contratación de Mita Verónica Corimayo, cuya acción es irregular conforme a la normativa que prohíbe la contratación por parte del Estado de personas físicas o jurídicas que atraviesen medidas judiciales.

Como si no fuera suficiente, también se acreditó que el funcionario imputado aceptó facturas duplicadas, incumpliendo las disposiciones de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), en relación con la emisión obligatoria de facturas electrónicas.

Un “saltimbanqui” de la política

Más allá de las gravísimas acusaciones que le pesan, Solís Mónico también se “destaca” por sus continuos saltos políticos.

Relecto intendente en 2019, durante su primer período como jefe comunal había llegado al poder mediante la lista del excéntrico ex diputado Alfredo Olmedo. Pero ni bien asumió, cerró un acuerdo para sumarse a las filas del ex gobernador Juan Manuel Urtubey

En las últimas elecciones, volvió a saltar de trinchera: mostró su apoyo al senador Sergio “Oso” Leavy, quien terminó perdiendo la elección por la gobernación frente a Gustavo Sáenz.