En el día de ayer, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, presentó su libro "Sinceramente" en La Habana, Cuba, donde dio algunas contundentes definiciones y reveló en detalle el por qué de su expresión cuando saludó a Macri durante el traspaso de mando el 10 de diciembre del año pasado. 

"No la hice realmente a esa cara. Quiero contarles la historia verdadera. En realidad cuando me extendió la mano, quiero contarles que por un instante pensé en no dársela. Eso pasaba en mi cabeza en segundos, porque la verdad que no se la quería dar porque no soy hipócrita", contó Cristina. 

"Después de todo lo que había hecho contra mí y contra mi familia, me parecía un gesto de hipocresía. Yo no soy de las personas de que si no te quiero te hago la sonrisita o te abrazo. No te digo nada, pero tampoco finjo nada. No me gusta finjir en definitiva", sostuvo.

"Mis sentimientos son mis sentimientos y me respeto a mi misma", afirmó. También contó que mientras Macri le extendía la mano pensaba en qué dirían los medios si le negaba el saludo. "Por eso mi cara, mientras pensaba todo eso", concluyó sobre el episodio.