El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, anunció la nueva fase de extensión de las medidas de aislamiento para enfrentar la pandemia del coronavirus

Sin grandes cambios, la provincia más poblada del país, continuará las medidas preventivas como hasta ahora. "En los 35 municipios del Conurbano lo que se ha observado en las últimas semanas es una relativa estabilidad de los casos, incluso una leve baja. Estábamos en mas de 5 mil casos hace tres semanas, ahora estamos 4.750 casos promedio", dijo Axel Kicillof. 

Luego detalló que hubo "Una leve baja pero a niveles inmensamente altos. La situación es grave. El objetivo es bajar los casos porque las estadísticas son inexorables, uno de cada 50 casos termina en un fallecimiento”.

En esta línea aseguró que "dada la gravedad de la situación, no creemos que la solución sea flexibilizar”, e indicó: “En los 35 municipios más afectados la situación sigue igual."

Solo vamos a permitir con protocolos que se han acordado con los trabajadores y empresarios de la construcción dos tipos de actividad. Primero obras pequeñas con protocolos estrictos, transporte propio, dentro de las localidades, no más de 15 trabajadores en simultáneo de todas las especialidades. Y también para el caso de obras de mayor envergadura donde haya peligro de derrumbe o alguna cuestión que tenga que ver con la seguridad”, afirmó. 

Por último agregó que el sistema sanitario sigue resistiendo” gracias al “esfuerzo colectivo inmenso” de la población. “Eso significa que les podemos brindar cama, respirador y atención médica a todos los que lo necesitan. Venimos trabajando intensamente y de momento nadie se ha quedado sin la atención médica que es su derecho tener; por eso, muchas gracias a los que se cuidan porque nos siguen cuidando a todos”