El presidente electo Alberto Fernández seguramente habrá celebrado en el día de ayer la media sanción que dio la Cámara Baja a la nueva ley de Góndolas, con el objetivo de reducir la posición dominante de los supermercados.

De esta manera, Con 181 votos a favor y 18 abstenciones, el proyecto de ley pasó con éxito por la Cámara de Diputados y ahora será tratado por el Senado para buscar su aprobación definitiva.

El mismo contempla una regulación para la posición que ocuparán en las góndolas de los supermercados en alimentos, bebidas, productos de higiene personal y de limpieza del hogar, y establece que el precio “sea transparente y competitivo, en beneficio de los consumidores”.

En ese marco el proyecto de ley dispone que una misma marca no podrá superar el 30% del espacio disponible en la góndola que comparte con productos de similares características. 

Fernández había hecho hincapié en este proyecto en reiterados discursos de campaña y de hecho en la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Buenos Aires lo mencionó por primera vez y lo hizo resaltando al líder de la CTEP Juan Grabois.

Cabe resaltar que la Canasta Básica aumentó un 47,1% y una familia tipo necesita un ingreso promedio de 35.647 pesos para no caer en la pobreza y 14.202 para no ser indigentes.