La Policía de la Ciudad, a cargo del gobierno de Rodríguez Larreta y Diego Santilli reprimió con dureza a organizaciones sociales que intentaban instalar una carpa para asistir a las personas en situación de calle.

Así, el Estado responde con una violencia inusitada al intento de brindar un techo, un plato de comida caliente y asistencia tanto médica como psicológica mientras duren las bajas temperaturas. Hay más de 7.200 personas duermen cada noche a la intemperie en las calles.

Esta fue la primera respuesta del gobierno desde que días atrás un hombre en situación de calle muriera de frío a tan solo a cinco cuadras de la Casa Rosada.

Sin respuesta oficial el ejército de trolls del gobierno de Mauricio Macri intentó instalar la idea de que quienes duermen cada noche en las calles de la ciudad eran militantes pagos por el kirchnerismo. Llegaron a hablar hasta de «frío k».

Dos hombres fueron detenidos por las fuerzas de seguridad, los dos mayores de edad, acusados de tirar piedras según la versión brindada por las fuerzas policiales.

Siempre según fuentes policiales, «a instancias de lo solicitado por Espacio Público se hizo un barrido de la zona del Obelisco porque las organizaciones sociales que pretendían instalar una carpa en el lugar no tenían el permiso correspondiente. Allí surgieron los incidentes».