El presidente de la Nación, Alberto Fernández, realizó una de sus primeras apariciones públicas del año en la provincia del Chaco, donde junto al gobernador Jorge Capitanich, inauguró viviendas sociales pertenecientes al Plan nacional de 25 viviendas. 

Allí brindó un discurso acerca de las primeras medidas que está tomando como primer mandatario. "Sé que a los que están mejor les duele que uno pida más esfuerzo, pero ese dolor será saldado cuando veamos que en Argentina no hay hambre, que la pobreza disminuye y que veamos que vivimos en una Argentina más solidaria. No estoy haciendo más que lo que prometí en campaña, que es ocuparme de los que peor están", lanzó Fernández desde la localidad de La Leonesa.

“Nadie puede vivir en paz con su conciencia sabiendo que en la Argentina de hoy hay gente que no tiene un plato de comida para sus hijos”, añadió.

Por otro lado recordó sus años como jefe de Gabinete: "Estoy muy contento que mi primera salida como presidente sea al Chaco. Estoy feliz porque una de las primeras medidas que tomamos con Néstor (Kirchner) fue darle la reparación histórica a Formosa, y la merece todo el norte argentino".

"La única Argentina que tengo aquí en mi cabeza es una Argentina que integra con trabajo a todos los argentinos. Cuenten conmigo, sepan que yo estoy aquí asumiendo nuevamente el compromiso con ustedes. Estoy acá para reparar las injusticias cometidas." concluyó al final de su discurso.