En las últimas horas, las nuevas autoridades del Banco nación denunciaron que un megamillonario préstamo del Banco Nación a la empresa Vicentin, dejo a la institución financiera al borde del colapso. 

Durante la gestión de Cambiemos el Banco Nación le otorgó préstamos por $18.700 millones a la firma agroindustrial Vicentin, que se declaró en “estrés financiero” el 5 de diciembre pasado, sin que hasta el momento la empresa haya presentado siquiera propuesta de pago alguna. Esta suma representa el 20% de la responsabilidad patrimonial computable del banco. 

Segio Resumil, vocero del Banco anunció que ni bien asumió la nueva gestión “se hizo un análisis de la situación y se advirtió la existencia de este crédito llamativo por los volúmenes y que no se habían cumplido la mejoras prácticas en su otorgamiento. Entonces se dispuso iniciar un sumario administrativo”.

Esta deuda fue renegociada repetidas veces, ante las irregularidades en los pagos y luego siguió aumentando debido a la formidable devaluación del gobierno macrista. "En estos casos el banco activa unos controles que acá no se activaron”, señaló Resumil. 

A la fecha la empresa tiene una deuda bancaria total de poco más de $23.500 millones, entre ellos los $18.000 millones tomados con el Banco Nación. Además la firma tiene cheques rechazados por un total de $60 millones.

"En 2018 (Vicentín) facturó 118.000 millones, es decir que la deuda era el 15% de esa facturación. Para el banco no es grato que una empresa quiebre, pero estamos obligados a proteger nuestros activos, porque tenemos ocho millones de clientes”. agregó el vocero. 

Vicentín fue la mayor aportante privada de la campaña de Juntos por el Cambio. De acuerdo a la página de la Cámara Nacional Electoral, Vicentín aportó a través de tres de sus empresas: Algodonera Avellaneda, FRIAR S.A y Oleaginosa San Lorenzo. Cada una de las compañías aportó para la campaña de Juntos por el Cambio la suma exacta de $4.500.000, dando un total de $13.500.000.