El Gobierno nacional, a través de un decreto publicado el día de hoy en el Boletín Oficial, tomó la fuerte decisión de suspender todas las contrataciones de nuevos empleados públicos, por el lapso de 180 días. 

Mediante el decreto 132/2020, el Poder Ejecutivo justificó la decisión en el marco de “la necesidad de utilizar estratégicamente los recursos públicos y su asignación para hacer efectiva la gestión, así como para conformar adecuadamente las plantas de personal". En ese sentido se llamó a “priorizar” la prestación de los servicios a cargo del Estado Nacional, "en especial, de los necesarios para la atención de los sectores más vulnerados de nuestro país”.

Quedan excluidos de la medida la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), el Servicio Penitenciario Federal, las Universidades Nacionales y las Fuerzas Armadas y de Seguridad.

También habrá una revisión de contratos actuales la Secretaría de Gestión y Empleo Público deberá realizar un informe en el que consten las dotaciones de personal que conforman la planta permanente y transitoria, como así también del personal contratado en sus diversas modalidades de los organismos del Sector Público Nacional a los fines de contar con la información adecuada para optimizar la gestión de gobierno. 

El decreto fue firmado por el presidente Alberto Fernández, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero y el ministro de economía, Martín Guzmán.