Ricardo Quintela, gobernador de La Rioja, cuestionó con dureza a medios con sede en la Ciudad de Buenos Aires, al asegurar que difunden "información podrida" y que no se puede "verificar", por lo que pidió "bloquearlos" en las provincias del norte.

Las declaraciones se dieron mientras busca crear una red de canales de TV oficialistas en la región del NOA. "Tenemos que tener la capacidad de bloquear a aquellos que nos brindan una información que nosotros no podemos comprobar", indicó el dirigente peronista durante un contacto con la prensa local.

Las críticas de Quintela apuntaron principalmente a LN+ y a TN, ya que sostuvo que esos medios tienen "intereses claramente definidos" y que "no hay un periodismo independiente que informe y que permita que la gente saque sus propias conclusiones".

El gobernador, muy cercano al presidente Alberto Fernández, señaló que planteará crear canales de TV oficialistas en el marco de la reunión de las provincias del Norte Grande. Así, dijo, se evitaría "tener que estar todo el tiempo consumiendo información podrida, mentirosa, falaz e interesada, que confunde al conjunto de la sociedad argentina".

Y argumentó su proyecto: "Son medios capitalinos que tienen influencia en toda la República Argentina. Nosotros no tenemos influencias, lamentablemente, en la República Argentina; por eso digo que hay una concentración, no solamente financiera y económica, sino mediática en Capital Federal".

Quintela contextualizó sus críticas a los medios situados en Capital Federal. "Hoy todo está concentrado en un lugar de 950 kilómetros cuadrados (CABA) cuando La Rioja tiene 100 mil kilómetros cuadrados aproximadamente y, sin embargo, en ese espacio que se constituyó como el espacio donde se asentaba el poder político e institucional del país, hoy, se creen dueños de la verdad absoluta".