Rockhopper Exploration, empresa británica de petróleo y gas avanza en la firma de un acuerdo definitivo para integrar a la firma israelí Navitas Petroleum, con el objetivo de quedarse con la explotación off-shore del proyecto Léon Marino, situado frente a las Islas Malvinas, haciendo uso de las licencias que les vendió el gobierno británico.

"Sujeto a las autorizaciones reglamentarias, creemos que esto marca el comienzo de un nuevo y emocionante capítulo para las Malvinas, y para el proyecto León Marino, en particular", celebró Samuel Moody, director general de Rockhopper este miércoles.

Ocurre que el nuevo entorno del precio internacional del petróleo hizo renacer el entusiasmo británico sobre el enorme yacimiento. 

En ese contexto, los cálculos de la administración de Boris Johnson indican que León Marino y sus yacimientos satélites, contienen recursos contingentes de aproximadamente 520 mmbbl.

Inglaterra se asoció con Israel para extraer petróleo off-shore frente a Malvinas y el Gobierno declaró la operación "ilegal"

Una vez conocida la noticia, la Secretaría de Energía de la Nación declaró ilegales las actividades desarrolladas por Navitas Petroleum en la Plataforma Continental Argentina,  por tratarse de una compañía que no figura en los registros como habilitada para realizar exploración y explotación de hidrocarburos en la zona.

En la Resolución 240/2022, publicada este jueves en el Boletín Oficial, se declara a Navitas Petroleum "clandestina" por desarrollar actividades "sin estar habilitada para ello por las autoridades competentes argentinas", y se la inhabilita por 20 años para operar en "zonas próximas a las Islas Malvinas".

Contexto

La asociación de estas dos enormes petroleras para la explotación off-shore frente a Malvinas se compone de una participación del 65% para la israelí Navia y el restante 35 para la inglesa Rockhopper

Navitas es la compañía que más experiencia tiene en la ejecución y financiación de desarrollos petrolíferos a gran escala. De hecho, será la operadora en la iniciativa.

Las dos firmas dejaron la puerta abierta para la incorporación de un tercer socio, dependiendo de las necesidades de financiación. Aunque Rockhopper anticipó que no cederá su participación del 35% en el proyecto.

En ninguna de las comunicaciones, internas o pública, de las petroleras, se hace mención a algún reparo por la situación de conflictividad del área que pretenden explotar, en función del reconocido derecho soberano que reclama Argentina y que Naciones Unidas reconoció con sus resoluciones.

Silencio total de Greenpeace, mientras “lucha” contra los proyectos de explotación argentinos

A todo esto, y en contradicción con sus supuestos postulados, no se escuchó ninguna crítica al respecto por parte de la ONG “ambientalista” Greenpeace.

Por el contrario, resulta por lo menos llamativo que este jueves (24 horas después del anuncio británico), salió a promocionar en varios medios su documental donde muestra “su lucha” contra la explotación petrolera off-shore por parte de la Argentina.

Chino Darín y Natalie Pérez en la presentación de ¡Por acá, no!
Chino Darín y Natalie Pérez en la presentación de ¡Por acá, no!

En un evento encabezado por los actores Chino Darín y Natalie Pérez, la ONG presentó “¡Por acá, no!”, un telefilm que hace propaganda contra la explotación petrolera offshore en el bloque CAN 100 (a 400 kilómetros de Mar del Plata) y otras partes del Mar Argentino no ocupadas por Gran Bretaña.