La persecución política en su grado más escandaloso. El polémico juez pretende evitar que Cristina cobre las regalías emanadas de la venta de su exitoso libro con el argumento de las causas que tiene abiertas en su contra.

El juez Cladio Bonadio es un record guiness en su aficción por superar cada vez que puede los límites de la racionalidad y la lógica en el marco de su enfermiza persecución contra la ex presidenta Cristina Kirchner.

En las últimas horas se conoció un oficio firmado por el magistrado, dirigido al Gerente General de la Editorial Sudamericana, exigiéndole con carácter perentorio «la entrega de una copia del contrato que firmó la ex mandataria para la publicación de su libro «Sinceramente»

El juez argumenta que en virtud de las causas abiertas en su contra, la ex mandataria está inhibida de receptar pagos por regalías dado que sus bienes y cuentas bancarias están embargadas «por lo que deberá abstenerse de realizar pagos y poner ese dinero a disposición de este juzgado» sostiene el juez.

Una muestra más del grado de aversión y persecución política contra la dos veces presidenta de la nación. Por supuesto que Bonadio no obra por su cuenta sino que sin dudas la maniobra responde a la estrategia de la Casa Rosada por desvirtuar y denigrar la figura de la ex mandataria que, según la mayoría de las encuestas, volvería al gobierno tras las elecciones de octubre.