El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, amplió la batería de medidas anunciadas ayer en conjunto con el gobierno nacional para intentar frenar el brote del coronavirus, y aplacar algunas consecuencias negativas que pueda traer la cuarentena en los ciudadanos. 

Además de la suspensión de clases, se cerrarán las plazas públicas, principalmente las secciones de juegos donde puede haber una alta probabilidad de contagio. 

Por otro lado confirmaron que las escuelas permanecerán abiertas aunque no haya clases."Tenemos una biblioteca digital con más de 3.000 actividades, libros digitales, audio libros, videos y materiales". "Contamos con aulas virtuales, para que los alumnos, alumnas y docentes puedan conectarse y trabajar juntos en distintos contenidos", aseguró la ministra de educación Soledad Acuña. 

También se anunció que se prorrogan los vencimientos de Verificación Técnica Vehicular, y de las licencias de conducir 

Además una medida afectará a los casamientos, se pueden prorrogar o realizarlo solamente con los testigos en el registro civil correspondiente. 

"Vamos a suspender los centros de día de Jubilados, garantizándoles el acceso a sus viandas. Y en los hogares de adultos mayores y geriátricos, intensificamos el cuidado que reciben y establecimos un régimen en donde sólo pueden ser visitados por familiares directos", sostuvo Larreta.