Durante el evento organizado por la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en Argentina,la AmCham Summit 2022, el presidente de la Cámara de Diputados Sergio Massa explicó que se pasó 20 años de su vida poniéndose "objetivos hacia delante" que no le permitieron "disfrutar de lo que hacía" por "estar pendiente" de su carrera política

A su vez, el líder del Frente Renovador agregó que no tiene el 2023 en la cabeza "porque este año, que no es electoral, debería tener a toda la dirigencia política, empresaria y sindical, eligiendo 10 temas para encarar políticas de Estado".

Además, se refirió a la interna del Frente de Todos, que se encendió la semana pasada con declaraciones públicas cruzadas: “Nada pone en discusión la coalición como tal. La coalición de gobierno no tiene disputa de liderazgo, pero sí una disputa en el programa. Y eso hay que vivirlo con naturalidad”. En el mismo sentido, remarcó que "la mayor responsabilidad que tienen los integrantes del oficialismo es que el gobierno funcione", y aclaró: "Hay que acostumbrarse a que hay debates que se resuelven y otros que quedan irresueltos”.

Massa evitó dar mayores precisiones sobre su futuro político y profundizó su análisis sobre la gobernabilidad de su espacio: "En lugar de correr por candidaturas, debiéramos correr alrededor de políticas de estado; en lugar de ver quién le grita más fuerte al otro, deberíamos buscar buscar cuáles son los puntos de acuerdos en temas importantes”

Por otra parte, el dirigente defendió la segmentación de tarifas impulsada por Martín Guzmán: "Argentina tiene un régimen de tarifas que funciona como Robin Hood. Nuestra matriz tributaria no es progresiva; entonces, el que menos cobra es el que más paga. El que más consume, más subsidios tiene en términos netos; tenemos que tener un régimen de subsidios segmentados".

El exintendente de Tigre también tuvo palabras hacia el funcionamiento del poder judicial: “Nosotros cada dos años rendimos examen, pero a la justicia se rinde una vez para entrar y después no hay revalidación. Debemos pensar en un sistema que premie al juez que lo hace bien -con un ascenso- y castigue al que lo hace mal". Aunque se diferenció del ala dura del kirchnerismo que propone que la designación de jueces sea por voto popular: "No me parecería que la designación sea por voto popular. Tiene que haber un conocimiento del derecho".