Su apellido estuvo al tope de la agenda política de los medios durante la semana, luego de que la mesa nacional de Juntos por el Cambio rechace cualquier posibilidad de alianza con él de cara al 2023. Javier Milei, diputado nacional de La Libertad Avanza, volvió a mostrarse confiado para las elecciones del próximo año.

El economista considera que tiene grandes chances de llegar a la Casa Rosada y así lo dejó en claro en una nueva declaración: "Si entro en la segunda vuelta, soy el próximo Presidente de la Argentina. Ninguno puede ganarme", sentenció el economista ultraliberal.

A la vez, consideró que el comunicado de Juntos por el Cambio "es la respuesta que ellos tienen frente al crecimiento que está teniendo el espacio de La Libertad Avanza". "Lo que hizo la carta fue mostrar a Juntos por el Cambio como un frente muy débil, que no está en condiciones de ser Gobierno".

Y añadió: "No quieren que compita, quieren sacarme de la competencia, me quieren afuera del sistema. Detestan que haya competencia en la democracia. Quieren ser los únicos opositores, porque sino se quedan sin los carguitos".

En ese sentido, Milei rescató que la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, "va de frente, dice la verdad y eso genera un ruido enorme dentro de Juntos por el Cambio". En cambio, el economista apuntó contra la "obsesión patológica" del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta: "Tiene un equipo dedicado a perseguirme y ensuciarme".

El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, tampoco estuvo exento de los cuestionamientos de Milei: "Quiere el Estado para enriquecerse, maneja su provincia de modo despótico".