En muchas oportunidades se habla de la importancia de un "Estado presente" o de un gobierno que acompañe el malestar y las diversas situaciones que puede atravesar la población en su conjunto.

Y un fiel ejemplo de esta relevancia se pudo ver en Quilmes, donde miles de vecinos recibieron la inesperada noticia de que no siempre ganan los poderosos, sino que cuando se actúa como corresponde, los resultados pueden dar sus merecidos frutos. 

Cortes de luz en pleno verano 

Todo comenzó con los recordados cortes de luz que ocurrieron meses atrás, cuando en el pleno calor del verano fueron muchas las familias que debieron padecer la ineficacia en el servicio eléctrico. En ese marco, los damnificados hicieron oír su voz y su hartazgo para con la empresa. 

Miles de familias recibieron una boleta de Edesur de "cero pesos" gracias a un reclamo que encabezó Mayra Mendoza por cortes de luz

Así fue como el Municipio, atendiendo esta demanda, se puso a la cabeza del pedido y no solo compartió las quejas sino que los asesoró y acompañó desde el área de Defensa de Usuarios, Consumidores y Lealtad Comercial de la Municipalidad, no solo para que se solucione la problemática, sino para que sean compensados de manera económica. 

Si bien todo parecía haber quedado en el olvido, pocos meses después llegó la inesperada y buena noticia para los perjudicados, ya que comenzaron a llegar las facturas de luz con el envidiable monto de "cero pesos", una situación sin precedentes que se logró gracias a la organización entre la gente y el Estado actuando de manera coordinada.

La intimación de Mayra 

El 3 de enero, cuando se produjeron la mayor cantidad de complicaciones con el servicio, la intendenta intimó a la empresa y advirtió: “Le exigimos a Edesur que resuelva de forma inmediata los problemas que afectan el servicio de luz en nuestra ciudad. En Quilmes, como en parte del conurbano y CABA, hay familias sin luz sufriendo las altas temperaturas hasta faltante de agua por su mal funcionamiento”.

Tweet de Mayra Mendoza ☀️

Ante la gran cantidad de quejas con clara justificación y el lugar de exposición en el que quedó la empresa, sobre todo luego de los tarifazos realizados durante la gestión de Mauricio Macri como presidente, al fin se dio un pequeño gran tiro para el lado de la justicia: Edesur, como corresponde, se tuvo que hacer cargo de sus fallas y el pueblo no debió pagar por lo que no rompió.