En una nota publicada por El Destape,  se da a conocer que el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales le pagó la suma millonaria a René Arellano, testigo clave para encarcelar a la dirigente social. Cuatro meses después de que se condenara a tres años de prisión a la dirigente social Milagro Sala, el gobernador de Jujuy premió a un testigo clave del juicio con casi cuatro millones de pesos. Cuatro meses después que la Cámara de Casación de Jujuy confirmara la condena a tres años de prisión en suspenso a la dirigente social Milagro Sala por un escrache del que no participó, el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, premió a un testigo clave del juicio. René "Cochinillo" Arellano, recibió una jugosa suma por casi tres millones de pesos. El testigo, además, es empleado de dicha gobernación provincial. Según documentos publicados por los periodistas Horacio Verbitsky y Juan Amorín durante el programa El Destape, el pago se llevó a cabo a través de la Secretaría de Planificación de la provincia, por el servicio de "contratación de personal para el parque Tecnópolis Federal" y bajo el número de expediente 600-751-2017. En diálogo con Amorín, el propio Arellano admitió su participación en la Cooperativa Newen, cuya titularidad es de su hijo Fredy y dijo: "Con el sueldo de la gobernación no alcanza". El crecimiento de la Cooperativa montada por la familia del Cochinillo llama la atención. De no tener empleados ni movimientos, pasó a entrar en ebullición a medida que se acercaba el juicio a Sala: recibió $822.000 de origen desconocido durante 2016. Al ser consultado por estas irregularidades, el testigo estrella del caso Milagro Sala sostuvo que "de ninguna manera" las adjudicaciones son otorgadas por el gobernador, aunque sí por su administración. Todos los meses la familia Arellano cobra del estado Jujeño $822.000 pesos que administraron en los meses previos al juicio y $2.861.000 que recibió su cooperativa suman 4 millones de pesos desde que Cochinillo se prestó a declarar.