La ministra Patricia Bullrich no se puso colorada al admitir un componente principal de la ideologóa reaccionaria, que atraviesa a todos los integrantes, fuincionarios y simpatizantes del gobierno macrista. Nunca antes se había dejado tan en claro, desde lo discursivo, una línea de pensamiento que tenga que ver con la cohersión y el sometimiento de las grandes mayorías a partir del uso de la fuerza.

De cara a las elecciones y con la resolución del Ministerio de Seguridad que instala un servicio militar voluntario, la ministra aseguró, en diálogo con Radio Metro, que "gendarmería es la institución más valorada en nuestro país, la número uno, mucho más valorada que cualquier otra, que la educación pública, que la iglesia, ni que hablar que la política. Los jóvenes van a poder encontrar un espacio para la orientación vocacional, una idea de encontrar una salida hacia la libertad y la responsabilidad; van a aprender RCP, primeros auxilios, liderazgo".

"El objetivo es ofrecer una salida a quienes necesitan una posibilidad de salir de la idea de que no van a hacer nada, de que no tienen nada para hacer y de que el futuro será un vacío". En esta línea, destacó que el anuncio, ayer, generó que "estallaran los teléfonos del ministerio con consultas. Van a aprender una cantidad de cosas a las que hoy en día no tienen acceso, como manejo de drones, cantar una canción patria, saludar a la bandera, tener contacto con animales para bajar los niveles de violencia", sintetizó.