La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, defendió a ultranza la sanguinaria represión militar en Chile ordenada por su presidente Sebastián Piñera, al manifestar que en el país vecino se vive "una guerra" y disparó contra los manifestantes a quienes acusó de "romper todo por un aumento de medio centavo".

"Lo que está pasando en Chile es un intento de voltear al Gobierno", ratificó Bullrich y negó que haya violencia del Estado contra su propio pueblo: "Hay que ver si esos 11 muertos en Chile son represión o no".

Además, la polémica ministra de Seguridad aprovechó para atacar a la izquierda en Latino América al definirla como una "insurrección cuasi terrorista", y aseguró que "salen a la calle, rompen todo y después dicen que hubo infiltrados".

Julia Strada on Twitter

Siguiendo esa línea, la exministra de Trabajo defendió los dichos del presidente chileno cuando ratificó que "el país estaba en guerra", y criticó el pedido de la expresidenta chilena y relatora de la Comisión para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, quien instó a investigar las causas de muerte de las víctimas fatales para asegurar los motivos de muerte de cada uno.