El presidente Alberto Fernández, confirmó este lunes que Nación no posee fondos en este momento para cumplir los compromisos de deuda que debe afrontar la provincia de Buenos Aires. En este mes dichos compromisos ascienden a un total de $570 millones de dólares, por lo cual el gobierno de Axel Kicillof sacó una solicitada afirmando que no podrá para el bono Buenos Aires 2021, que contabiliza un total de $271 millones de Dólares. 

En una solicitada publicada este martes en distintos diarios, el Gobierno bonaerense anunció que buscará el consentimiento de sus acreedores para postergar, hasta mayo, el pago del Bono Buenos Aires 2021 (BP21), pautado para el 26 de enero. “El 14 de enero, la provincia de Buenos Aires anunció que solicitará el consentimiento de los tenedores de sus Bonos 10,875%, con vencimiento en 2021, para aprobar ciertas enmiendas a sus términos y condiciones”, comienza el texto de la solicitada.

“El propósito general de las enmiendas propuestas es liberar temporalmente a la Provincia de ciertas obligaciones financieras de corto plazo, aplazando hasta el 1 de mayo de 2020 la próxima fecha de pago, originalmente establecida para el 26 de enero de 2020”, agrega.

La intención de Kicillof es que los acreedores se sumen a la propuesta, por lo cual el gobierno difundió el contacto de una firma de asesoría financiera con el fin de que los tenedores puedan contactarse y aceptar la oferta de la extensión del plazo. Necesita la provincia que accedan a esta propuesta los tenedores del 75 por ciento del capital total antes del 22 de enero para evitar la cesación de pagos. 

Tras la solicitada, el ministro de Hacienda y Finanzas bonaerense, Pablo López, advirtió en un comunicado que, en caso de que los acreedores no acepten la propuesta, el daño en la economía bonaerense podría ser mayor. “La propuesta de la Provincia se formula bajo el entendimiento de que el rechazo del mercado al diferimiento propuesto resultaría en mayores daños a la economía bonaerense y pérdidas para los inversores en general que, con este paso, pueden evitarse”, subrayó.

López repasó, además, que la administración Kicillof “ha expresado, desde el momento de su asunción, su preocupación por la situación de insostenibilidad de la deuda pública y por la carga de vencimientos que enfrenta en los próximos años, producto del fuerte endeudamiento en moneda extranjera llevado adelante durante los últimos cuatro años”, en alusión a la gestión de María Eugenia Vidal.

“Ante la inminencia de la próxima amortización parcial de capital del bono con vencimiento en 2021, se ha iniciado un proceso de diálogo y consultas con los tenedores de dicho instrumento”, confirmó sobre las negociaciones iniciadas para reperfilar los plazos.

López aseguró que, en las conversaciones con los bonistas, hubo coincidencia sobre la “compleja situación de la deuda provincial y la importancia de buscar soluciones preventivas que minimicen pérdidas” y que la propuesta del Gobierno busca “resolver el problema inmediato proponiendo un paso que confía que el mercado considerará adecuado, justo y equitativo”.

A lo largo de 2020, la Provincia deberá afrontar pagos por 2.700 millones de dólares heredados de administraciones anteriores.