Un escándalo a nivel mundial desataron las declaraciones del sacerdote católico, Richard Bucci, que desempeña su ministerio en la Iglesia del Sagrado Corazón en West Warwick, en el estado de Rhode Island, Estados Unidos. 

Según el cura, la pedofilia estaría justificada o sería mejor que el aborto ya que "no mata a nadie". En declaraciones a la radio WJAR de Massachusetts, no dudó en decir que "no estamos hablando de ningún otro problema moral, donde algunos pueden hacer una comparación entre pedofilia y aborto. La pedofilia no mata a nadie y esto sí lo hace"

Bucci insistió en su defensa cerrada de la ortodoxia católica, al señalar que se rige por “la enseñanza de la Iglesia: la Ley Canónica de la Iglesia, el Concilio Vaticano II y el Primer Catecismo de la Iglesia. No sé qué más evidencia debería presentar".

El sacerdote se había hecho conocido hace pocos días cuando anunció que los 44 legisladores estatales que votaron a favor de una Ley de Privacidad Reproductiva en Rhode Island no podrán recibir la comunión en su parroquia. Ni podrán ser testigos, ni padrinos de cualquier ceremonia en su iglesia.