Trabajadores de la Fábrica Militar de Río Tercero  denuncian que el lugar amaneció cercado por Gendarmería, luego de haber tomado el lugar para rechazar los despidos. En las redes sociales circulan imágenes de vehículos de Gendarmería en los predios de la fábrica, a la vez que abundan los enojos de usuarios por la “invasión” a horas de la marcha solicitando por la preservación de los puestos laborales y la continuidad de la empresa estatal. Confirman que habrá una reducción de personal en ambas unidades estatales, aunque la cifra y el listado se conocería recién la semana próxima. Entre las dos plantas, suman hoy algo más de 800 trabajadores. Los directores de ambas unidades, que dependen del Ministerio de Defensa de la Nación, admitieron en las últimas horas ante el gremio ATE que la resolución de reducción de personal está ya tomada en Buenos Aires, pero no confirmaron el número de cesantías. En ambos casos, comunicaron que esa precisión se tendría el martes, cuando sería notificada la lista. Entre Río Tercero y Villa María, las fábricas militares estatales ocupan a algo más de 800 personas. La de Río Tercero tiene hoy 439 empleados y la villamariense algo menos. El 90 por ciento son contratados, desde hace años. La versión que circula en ámbitos gremiales refiere que la reducción podría rondar en el 20 por ciento del personal. Pero desde las direcciones de las plantas se les indicó que hasta la semana próxima no se tendría esa precisión ni la lista. Emiliano Campos, de ATE Río Tercero, señaló que el director de la planta de esa ciudad les había comentado que "serían entre 50 y 100" de los 439 empleados. En Río Tercero, los trabajadores –nucleados en ATE– resolvieron minutos despues de las 11 que se mantendrán en la fábrica y que inician un paro por tiempo indeterminado. Poco antes, habían ingresado unos 100 efectivos de Gendarmería.