El diputado del Frente de Todos Eduardo Valdés se refirió a la actualidad política del oficialismo: "Tal vez es una buena forma de institucionalizar al Frente de Todos. No se pueden ocultar las diferencias. No está mal que las coaliciones se sinceren y se trabaje sobre estas posiciones. Una de las grandes virtudes que tuvo el Frente Amplio que gobernó con éxito tantos años en Uruguay fue tener institucionalizadas las diferencias. En el caso del Frente de Todos, es una evolución que implica una institucionalización de las ideas", señaló.

Entrevistado por Jorge Fontevecchia en Radio Perfil, el dirigente peronista soltó definiciones sobre el pasado y el futuro del Frente de Todos: "Soy un militante de la unidad. Cuando nos dividimos, perdimos todas las elecciones y, cuando nos unimos, ganamos casi todas. Perdimos en 2013, cuando se fue Sergio Massa y, en el 2015, se fue Hugo Moyano".

En el 2017, éramos revolucionarios porque íbamos con Unidad Ciudadana y Randazzo con el Partido Justicialista: perdimos la elección general. Nos dimos cuenta a quién queríamos representar: si a los que sufrían las políticas económicas, que estaba llevando adelante el gobierno de Macri, o éramos un grupo de progresistas que queríamos sólo ganarle a los que no tenían nuestras ideas", analizó.

Sobre las posibles candidaturas a futuro, Valdés finalizó la entrevista resaltando la importancia del éxito del proyecto político en su conjunto: "Cristina Fernández de Kirchner tiene la intención de votos necesaria en términos individuales. Tiene todo el derecho a ser candidata a presidenta sin ninguna duda. Me gustaría que lo sea, incluso si a Alberto le va bien. Pero ni Cristina, ni Scioli, ni Capitanich tienen chances si a Alberto no le va bien", indicó el legislador.