La ex gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, sigue con el mediático romance con el periodista Enrique Sacco, en medio del escándalo por la deuda al borde del default que debe afrontar Axel Kicillof. 

Si bien el blindaje mediático la protege, sin nombrar para nada la complicada herencia que le dejó al gobernador, su vida pública no resulta tan cómoda. 

De vacaciones en Mar del Plata, asisitó a la función teatral de Yo, Encarnación Ezcurra, que cuenta la vida de la dirigente política en la época rosista en Argentina. 

Según la politóloga Tati Goldman y varios usuarios en Twitter, al finalizar la obra un hombre gritó desde el público: “¡Viva Encarnación, viva Cristina!”. Esto despertó aplausos de los asistentes y ovación a la actual vicepresidenta.

Talita on Twitter

 

Ante esto a Vidal se la notó incómoda y se fue inmediatamente de la sala, junto a su actual pareja. 

PabloLayus on Twitter