Tras reunirse con todos los gobernadores del país, para acordar los alcances de la medida, el presidente Alberto Fernández, definió las medidas para restringir lo máximo posible la movilidad de los argentinos frente a la pandemia del coronavirus.

La confirmación de nuevos casos, que elevaron el número de contagiados a 128 en todo el país, aceleró las medidas gubernamentales para evitar la circulación del virus. 

El presidente repasó todas la medidas que viene disponiendo el gobierno nacional. "Hicimos mucho esfuerzo para que la gente lo comprenda. Promovimos el teletrabajo, suspendimos las clases. Sin embargo sigue habiendo gente que no comprende."

"A todos los argentinos les digo que deberán someterse al aislamiento preventivo y obligatorio. Nadie puede moverse de su residencia" Será hasta el 31 de marzo. 

El presidente también confirmó que 30 y 31 de marzo será feriado. 

"Las personas podrán salir para seguir yendo a almacenes y supermercados, también a los negocios de cercanía" 

"Pero Prefectura, gendarmería y policías controlarán que estén cumpliendo el aislamiento. Vamos a ser absolutamente inflexibles. Absolutamente dentro del marco de la democracia." 

"Les doy las gracias a todas y todas, Tenemos una tarea por delante que es la de cuidar a todos los argentinos. A los porteños y los bonaerenses les pido la máxima colaboración, Si nos quedamos en las casas nos cuidamos entre todos."

"Hemos tenido la suerte de que a este continente la pandemia llegue más tarde y nos haya haya dado tiempo para prepararnos. Uno está peleando contra un enemigo invisible que se mete en el cuerpo de los otros y uno no lo puede ver"

"Quiero llevar tranquilidad al sector de la informalidad, los monotributistas. Los próximos días vamos aestar dictando normas que alivien este momento para todos ellos. Hemos decidido conformar un gabinete federal que permanentemente vaya atendiendo la pandemia"