Todo empezó el año pasado, cuando Nirvana demandó a Marc Jacobs por usar la reconocidoa carita de la banda modificando algunos detalles y utilizando la palabra "heaven". El diseñador no se quedó callado y explicó que desconoce si realmente fue Kurt Cobain quien creó el logotipo. 

Tanto Dave Grohl como Krist Novoselic no se mostraron absolutamente seguros de quién inventó primero la insignia, lo que dio lugar a otro recurso de los abogados de Jacobs. De hecho. la historia al respecto es confusa, y ante la ausencia física de la única persona que puede certificarlo, todo se vuelve más complejo. 

El reconocido "creador" argumentó que su imagen no infringía los derechos de autoría pero fue por más con una contrademanda para que sea la legendaria banda la que deje de utilizar la carita como referencia identitaria. Sin embargo, un tribunal ya reconoció los derechos de Nirvana por lo que se espera que el fallo final tenga un final feliz para los compañeros de Kurt.