La historia de grandes personajes de la cultura popular están intimamente ligadas a acontecimientos y lugares que fueron claves en su historia, Neverland Ranch, Abbey Road, la mansión Graceland son algunos lugares que pasaron a la historia del rock y que rápidamente son identificables pero si escuchás la dirección 171 Lake de Washington Boulevard quizás no te parezca familar. Allí es donde Kurt Cobain se suicidó. La propiedad ha sido puesta en venta al público en $7.5 millones de dólares.

La casa fue construída en 1902 y fue comprada por Kurt para habitarla junto a su familia, luego de su suicidio en 1994, Courtney logró venderla en 1997 por $2.9 millones de dólares para luego ser adquirida por U.S. Bank en el 2000. La propiedad de más de 700 metros cuadrados, cuatro baños y cuatro habitaciones se convirtió en un lugar de peregrinaje para los fans de Cobain.

Desde su muerte en 1994 las razones por las que el músico decidió quitarse la vida han sido uno de los grandes misterios del rock pero también ha engendrado teorías de conspiración que culpan directamente a su viuda, Courtney Love.