La llamativa teoría aparece en un nuevo libro del Profesor Bill Sullivan de Facultad de Medicina de la Universidad de Indiana (Estados Unidos).

Bill Sullivan es profesor de Investigación Genética en la Facultad de Medicina de la Universidad de Indiana (Estados Unidos) y publicó dichas afirmaciones en su nuevo libro "Pleased to Meet Me: Genes, Germs and the Curious Forces that Make Us Who We Are" (Encantado de conocerme: genes, gérmenes y las fuerzas curiosas que nos hacen quienes somos).

Al parecer Sullivan utilizó para su teoría un estudio de Gnome, una compañía de investigación con sede en Massachusetts que estudió el ADN de Ozzy en 2010 para averiguar cómo había logrado vivir tanto tiempo a pesar de su extenso consumo de alcohol y drogas. Como resultado, Sullivan concluyó que "Osbourne es un mutante genético".

Esta mutación podría explicar por qué Ozzy fue capaz de consumir grandes cantidades de alcohol y drogas. Además, se encontraron también distintas variaciones genéticas que predisponen al cantante a la dependencia de estas sustancias.

Tras una interpretación del genoma del artista, Sullivan llegó a esa conclusión y explicó que “después de todos estos años de pensar que éramos agentes libres, nos hemos dado cuenta que la mayor parte de nuestro comportamiento, si no todo, no es de nuestra propiedad”.