El conurbano bonaerense concentra la mayor parte de la población del país, es por eso que esta región más la ciudad de Buenos Aires, aún continúan en la fase 3 de la cuarentena, mientras que el resto del país ya pasó a la fase 4. En este contexto fue que se encendieron las alarmas en la zona sur del conurbano, cuando se encontraron a un chofer de la línea 159 con síntomas de covid-19. 

Luego de ser aislado e internado en una clínica de Quilmes, le informaron al paciente que dio positivo tanto en el test de coronavirus, como en el de dengue. "El compañero está internado desde el jueves 7. El 8 le hicieron las pruebas porque en primera instancia tenía mucho dolor de cuerpo. Como tenia todos los síntomas le hicieron los exámenes de dengue y de COVID-19, y lamentablemente le dio positivo en ambos casos”, confirmó Edgardo Romero, delegado de la empresa MOQSA.

Romero también indicó que el chofer “no estaba trabajando y tenía licencia médica porque ya hacías unos cuantos días que se sentía mal”.

"En la empresa trabajan 1.150 personas entre empleados de técnica, administración, conducción e inspectores. Desde el primer momento se fomentó que usen el barbijo, que dejen de tomar mate y mantengan las prevenciones como el distanciamiento social para que no haya contagios”, señaló el delegado.