El Registro Nacional de Datos Genéticos Vinculados contra la Integridad Sexual (RNDG) fué lanzado en el año 2018.

La Asociación Civil Madres del Dolor denunció que la mayoría de las provincias aún no cumplió con la ley que creó el Registro Nacional de Datos Genéticos Vinculados a Delitos contra la Integridad Sexual (RNDG), ya que no aportaron los perfiles de ADN necesarios para “avanzar en el esclarecimiento de las investigaciones”.

“Necesitamos que los Procuradores de las provincias y los Tribunales Superiores de Justicia que tienen a su cargo los laboratorios públicos y estatales de genética forense compartan la información de los condenados y evidencias de NN” con el RNDG, pidió la organización en un comunicado.

En ese sentido, explica que el Registro, que fue lanzado a fines de 2018, almacena la información obtenida de muestras o evidencias biológicas en una investigación criminal y de las personas condenadas con sentencia firme por delitos contra la integridad sexual. “Sin la adhesión de todas las provincias -continúa- no es posible identificar al agresor y asesino de Lucila Yaconis”, la adolescente de 16 años asesinada en 2003 luego de resistirse a un intento de violación en el barrio porteño de Núñez, cuya madre impulsó la creación del Registro.

Tampoco se puede “descartar que Jorge Mangeri”, el condenado por el crimen de Ángeles Rawson, ocurrido en 2013, “haya cometido otros delitos de esta índole”, agrega el comunicado.

“Solicitamos que las provincias acrediten un laboratorio de genética forense en cada una de las jurisdicciones, ya que actualmente sólo existen siete avalados por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva en Buenos Aires, Mendoza, Córdoba, La Pampa, Jujuy, Salta y la Ciudad de Buenos Aires”, detalla. De esas provincias, Salta es la única que colabora con el RNDG, ya que “está en proceso de enviar 270 perfiles”; Mendoza y La Pampa “informaron cerca de 300 cada una, pero aún no remitieron la información”, y el resto no envió “respuesta alguna”.

“Asimismo, reclamamos que el Laboratorio de Genética Forense de la ciudad de La Plata, que depende del Tribunal Superior de Justicia de la provincia de Buenos Aires, envíe al Registro los miles de perfiles que tiene en su poder, de condenados y evidencias de NN”, exigió la Asociación.