"A algunos no les va a gustar", así comenzó su discurso demoledor, memorable, descarnado, el escritor Guillermo Saccomano, quien dijo a corazón abierto todo lo que quería decir acerca de la Feria del Libro, la actualidad de la industria editorial, y las dificultades que atraviesan los escritores de todo el país. 

Los organizadores de la 46º Feria Internacional del Libro, convocaron al reconocido escritor, para que realice el discurso de apertura de uno de los eventos culturales más convocantes de nuestro país. 

En primer lugar denunció el monopolio de la industria de papel, concentrada en dos grandes empresas: Ledesma y Celulosa Argentina. que destinan cada vez menor cantidad para la edición de libros y aumentan los costos a precios casi inalcanzables. "Sería un hallazgo, en la crisis que atravesamos, crear una papelera con participación del Estado, que nuclee a los cartoneros y a las cooperativas".

"Decir Feria implica decir comercio. Esta es una Feria de la industria, y no de la cultura aunque la misma se adjudique este rol", indicó. En este sentido señaló: "es una manera de entender la cultura como comercio en la que el autor, que es el actor principal del libro, como creador, cobra apenas el 10 por ciento del precio de tapa de un ejemplar". 

Luego puntualizó que pidió el pago de honorarios por dar el discurso: "Me enteré, a través de algunos amigos, algunos editores, y no daré nombres, supe de quienes se opusieron al pago. Su argumento consistía en que pronunciar este discurso significaba un prestigio. Me imaginé en el supermercado tratando de convencer al chino de que iba a pagar la compra con prestigio", dijo irreverente. 

También apuntó sus dardos a la organización de la feria, y cuestionó fuertemente que se realice en el predio de La Rural. "es una paradoja o responde a una lógica del sistema que esta Feria se realice en la Rural, que se le pague un alquiler sideral a la institución que fue instigadora de los golpes militares que asesinaron escritores y destruyeron libros". 

El discurso completo

Guillermo Saccomanno - Discurso de Inauguración -.pdf