El monseñor Antonio González Sánchez, un obispo que desempeña sus funciones en Ciudad Victoria, en México, afirmó que utilizar barbijo es "no confiar en Dios" y le pidió a sus fieles presentes en la misa, que se arrodillen para rezarle a Jesús para que "sane" el coronavirus. 

Sánchez, se lamentó en la durante la misa que muchas personas "están llenas de pánico" en medio de la pandemia del Covid-19 y aseveró que se trata de un indicio de "falta de fe en Dios". "Si sentimos miedo, es porque no creemos en Dios", manifestó. 

El obispo no usó tapabocas durante la ceremonia y declaró que desea volver a ver a sus fieles "sin esa cosa que traen en su cara", haciendo referencia al barbijo. 

"Para mí, a nivel personal, el famoso cubrebocas es no confiar en Dios", dijo y agregó que "a lo mejor mañana estoy enfermo porque no soy inmune a nada, pero yo, generalmente, así como me ven en mi rostro, así ando casi siempre. No les voy a pedir que se lo quiten, pero piénsenlo", instó. 

México es uno de los países con más muertos por coronavirus, ubicandose en tercer lugar detrás de Estados Unidos, y Brasil.