En el día de hoy, una noticia relacionada con la pandemia, generó alarma en el ámbito científico: Cinco murciélagos hallados en una cueva de Tailandia, eran portadores de un nuevo tipo de coronavirus

Un grupo de investigadores, analizaron la sangre de los mamíferos y encontraron un virus al que identificaron como RacCS203, que comparte un 91,5% de su código genético con el SarsCov2.

Los científicos de la Universidad de Chulalongkorn de Bangkok, vienen analizando la sangre de esta especie hace meses, y realizaron el hallazgo días atrás. El perfil genético de este virus se asemeja mucho al RmYN02, que a su vez comparte el 93,6% del código genético con el SARS-CoV-2.

De todas maneras, hay algunas diferencias importantes: las proteínas de los picos de este virus tienen una forma distinta, por lo que no pueden unirse a las células humanas ACE2. Es por eso que los científicos creen que el RacCS203 no puede infectar a los seres humanos, ya que esas células son la puerta de entrada del SARS-COV-2. 

El grupo investigador, también busca descubrir, cómo es el proceso mediante el cual, estos virus instalados en animales, terminan de mutar hasta llegar a infectar a los seres humanos. Aún no hay indicios acerca de la transmisión directa de murciélagos a humanos del coronavirus que afectó a todo el planeta. Sin embargo, sí se puede establecer alguna conexión con especies que intermedien para convertirse en transmisores a humanos, como el pangolín un extraño mamímero con "escamas".