Majo Garufi / Especial para Todo Verano

“El envase con los años se ha ido cuidando y el contenido es cada vez mejor”. Christian Sancho está creciendo. Así se siente en esta nueva etapa de su carrera: menos enfocada en su estética (que lo llevó a la fama) y más en sus características actorales, en nutrirse y redescubrirse en personajes con mayor composición. 

Así fue que pese a estar con otras dos propuestas en vista, cuando le llegó el llamado de Adrián Suar (productor) y Nicolás Cabré para sumarse a “Departamento de Soltero” en la temporada marplatense (de martes a domingo, a las 21, en el Teatro América), no lo dudó. “No tenía pensado venir a Mar del Plata. Tenía otras dos propuestas distintas. Se dio esta chance y no lo dudé porque era la posibilidad de encontrarme con un lugar hermoso, que siempre me trata muy bien, una energía increíble. Venir a hacer esta gran obra con actores que admiro y respeto mucho, fue un sueño hecho realidad”. 

Asegura a Todo Verano que en estos años su “laburo está hecho a base de mucho esfuerzo, no de sacrificio porque me gusta mucho lo que hago. Lo que me gusta de esta obra y mis compañeros es encontrarme en ese lugar de crecimiento que uno agradece en cada trabajo que va teniendo. “Departamento de Soltero” va a ser para mi ese antes y después”, afirma y agrega: “Sorprender al espectador y sorpréndeme con distintas cosas que pasan con mi personaje, con la historia, con lo que me devuelve Nico en cada función. Cuando tenés un compañero tan humilde, talentoso como él, todo se hace más fácil. Siempre voy a estar agradecido a ese llamado porque fue un pequeño click en mi carrera para poder entender por dónde quiero ir, qué necesito y qué es lo que quiero seguir aprendiendo”.

 Este presente teatral es consecuente con lo realizado en dos películas que filmó en 2019 que se verán este año: Un Crack (drama) y Realidad virtual (thriller) donde es protagonista. 

-¿Sentís que es difícil cambiar el perfil que te generó tu comienzo de carrera?
- A medida que va pasando el tiempo voy rompiendo ese lugar de confort para mí, el productor, el director. Hoy los directores apuestan y ven de otra manera. Que me hayan llamado habla de esa mirada que Suar, Laviaguerre, Nico, fueron modificando con los años para conmigo.

Sienten que estoy preparado.  Las dos películas viajarán por los festivales del mundo. Entonces digo que de todo uno aprende, y con los años se va encontrando en ese lugar de crecimiento. Siento que las cosas no fueron en vano, no me arrepiento de nada porque fue mi comienzo. Está buenísimo que uno haya arrancado en un lugar que por ahí reparaban sólo en la imagen y a hoy ya reparan en lo que uno puede hacer arriba de un escenario, en el contenido. Cuando el envase tiene contenido es mucho mejor.