El 2020 empezó muy bien para Floppy Tesouro. La modelo arrancó el año en Punta del Este junto a su hija Moorea y en compañía de su marido Rodrigo Fernández Prieto, con quien se reconcilió luego de un impasse. Muy feliz por este reencuentro amoroso, la pareja armó nuevamente las valijas para disfrutar de los paisajes de Bocas del Toro, en Panamá. Y desde allí Floppy compartió imágenes en su Instagram que recibieron comentarios de admiración por su hermoso cuerpo.