La decisión del Banco Central de reducir de 10.000 a 200 el monto máximo de dólares que se pueden comprar por mes repercutió rápidamente del otro lado del Río de la Plata. Esto se debe a que la primera reacción de los argentinos que tenían previsto vacacionar en Punta del Este el próximo verano, fue cancelar sus alquileres. Sin embargo, los operadores inmobiliarios uruguayos confían en reducir el impacto de la medida económica, y para eso apuestan a las tarjetas de crédito y, también, a la fidelidad del turista argentino.

“Un poco preocupados estamos, es cierto, porque el cepo cambiario que hay va a dificultar que los argentinos obtengan las divisas para trasladarlas hasta acá”, explicó Carlos Pereyra, un operador turístico consultado por el portal subrayado.com.uy. Y ratificó que como solución a este problema se intentará beneficiar al turismo dándole la opción de pagar los paquetes con tarjetas de débito y crédito.