Tras más de tres años de obra de remodelación y una inversión de decena de millones de dólares, el emblemático teatro Tronador de Mar del Plata reabrió sus puertas con un evento e invitados de lujo: Susana Giménez y Mirtha Legrand, quienes tendrán sus propios palcos.

Con importantes e imponentes reformas en las instalaciones, grandes mejoras en las perspectivas desde las butacas y espacios totalmente renovados, el Tronador abre sus puertas al público con un espectáculo de lujo: el conjunto humorístico-musical Les Luthiers fue elegido para actuar en la apertura de este teatro emblemático de Mar del Plata en donde actuaron figuras como Alberto Olmedo, Jorge Porcel, Ricardo Darín y Susana Giménez, entre otros.  

El gran evento tuvo lugar en Santiago del Estero 1746, pleno corazón de la Peatonal San Martín. Previo al show de Les Luthiers, Mirtha Legrand y Susana Giménez recorrieron el teatro juntas y conocieron los palcos exclusivos que llevan unas placas con sus nombres, confeccionadas especialmente para ellas por el orfebre Juan Carlos Pallarols. Luego, las divas de la televisión argentina se quedaron en el teatro para disfrutar la función. 

 

 

Los astros del humor estrenan la sala principal del teatro con su show “Gran Reserva”, que estará en cartel hasta el 26 de enero, de jueves a domingo. “Es un gran orgullo ser los elegidos para reabrir esta sala emblemática por la que pasaron grandes figuras”, sostuvo Horacio Turano, quien expresó “gran alegría por saber que Mar del Plata recupera uno de sus teatros más lindos”. Para Tomás Mayer Wolf, el Tronador “se perfila como uno de los mejores de la región”. 

El arquitecto Alfio Sambataro y el escenógrafo Enrique Bordolini, quienes formaron parte de este inmenso proyecto arquitectónico, coincidieron con los dueños del teatro Marcelo González y Guillermo Seita en que nunca antes en la historia de la ciudad se había encarado una obra de semejante magnitud.

Tras la larga espera, el Teatro Tronador se convertirá este año en el nuevo escenario marplatense para obras y conciertos de talla internacional. En este espacio moderno y con tecnología de última generación, habrá óperas, ballet y todo tipo de espectáculos de vanguardia que le devolverán el brillo a un teatro que había quedado en el olvido de las viejas épocas doradas.

Durante estos años de obra de remodelación, varios famosos viajaron exclusivamente a Mar del Plata para conocer el nuevo Tronador. Marcelo Tinelli, Nelson Castro y decenas de actores ya recorrieron el lujoso foyer de mármol, los exclusivos camarines para los artistas y la sala principal del teatro que cuenta con 790 butacas azules, un escenario desmontable de 18 x 14 metros que fue diseñado pieza por pieza por torneros especializados, un telón motorizado y paredes que fueron completamente revestidas en madera para mantener el nivel de perfección sonora del Teatro Colón. A su vez, allí funciona hace más de un año el Instituto Superior de Arte del Colón y la escuela de Canto y Orquesta.

“Su” historia 

Con la calle cortada y cientos de curiosos esperando en torno a la alfombra roja, cerca de la 20 arribaron las dos divas de la televisión argentina. Saludaron a los presentes e ingresaron al edificio para recorrerlo y conocer sus palcos. Luego de la recorrida y en la sala principal, Susana y Mirtha hablaron con la prensa y en ese momento la diva de los teléfonos recordó: "Mar del Plata para mí es un recuerdo de mi niñez ya que mis abuelos paternos vivían acá y veníamos todos los veranos" y evocó: "Este teatro significa para mí `La Mujer del año´, `Sugar´ dos cosas muy fuertes en mi carrera".

Por su parte, Mirtha Legrand, mientras observaba desde una butaca la enorme sala, sostuvo: "Amo Mar del Plata y estoy tan feliz por este nuevo teatro que no puedo expresarlo con palabras".

Marcelo González, uno de los empresarios responsables del proyecto, brindó algunas palabras en el hall central del teatro ante todos los presentes: "Es una satisfacción increíble, un país sin cultura es un país sin futuro, estamos para dar de verdad batalla muy fuente para la Argentina" expresó.

Susana y Mirtha recorrieron en teatro acompañadas de productores teatrales, colaboradores, amigos, el arquitecto Alfio Sambataro (responsable de la remodelación) y el escenógrafo Enrique Bordolini.

Arquitectura teatral y acústica

La transformación del espacio es total, tanto en su corazón, la caja escénica, como en las áreas públicas y artísticas. La configuración morfológica de la sala de espectadores fue rediseñada de acuerdo al estudio de visuales, logrando un sembrado de butacas que permitirá alcanzar las 760 localidades. Se diseñó un nuevo patio de plateas y bandeja de palcos con estudio de isóptica para brindarle una excelente visual a cada espectador, acorde con la nueva funcionalidad de la sala.

El diseño interior se realizó de manera tal de favorecer la ambientación antes y durante el espectáculo, sumando un acondicionamiento acústico que se realizó por geometría y materialidad para lograr excelentes niveles auditivos naturales en la audiencia. El revestimiento de los muros y cielorraso es completamente de madera, logrando una envolvente integradora del sistema de resonadores y reflectores acústicos. Todas las áreas de apoyo público y artístico recibieron el tratamiento necesario para lograr los estándares de mitigación de ruido adecuados de acuerdo con la implantación del complejo.

El proyecto contempló también el desarrollo de la arquitectura para los sectores de apoyo técnico y artístico. Este programa abarcó tres niveles de camarines individuales, grupales y una dependencia  especialmente delineada para primeras figuras a la cual se podrá acceder directamente desde el estacionamiento. Lo complementarán talleres de vestuario, maquillaje y green rooms. Todos estos recintos contarán con el mobiliario y la iluminación específicamente diseñados para el uso teatral. El equipamiento incluye un sistema de llamadores a escena, audio y video escénico.

Dentro del proyecto de arquitectura teatral se ejecutó el programa integral de la escuela de ballet del Instituto Superior de Arte del Teatro Colón, con acceso independiente al de la sala de espectáculos y con los correspondientes salones de danza y áreas de apoyo tales como vestuarios para alumnos, camarines de maestros, sala audiovisual, kinesiología y área administrativa.

Se equiparon las salas de clases con un piso de rebote fijo de alta tecnología según normativa internacional, espejos específicos sin distorsión de imagen y barrales de danza especialmente diseñados. Se proyectaron el amoblamiento y un sistema de iluminación particulares para la actividad. Además, se realizó el proyecto de acondicionamiento acústico integral para lograr el adecuado manejo de ruidos desde el interior hacia el exterior y viceversa.