“Esto no es más Pinamar. Ya es PinaMike”. La broma de Mike Cameroni no sólo es muy ocurrente, sino que está más que justificada. Desde hace casi 30 años años que su nombre es sinónimo de esta ciudad. El célebre PR conoce todos los rincones del destino más exclusivo de la Costa de nuestro país. Y, por eso, también es la persona más indicada para opinar sobre cómo fue esta temporada y para contar cómo mutó este punto turístico a lo largo de los años. “Este verano fue muy exitoso, con una cantidad de gente increíble. Y Pinamar está más lindo que nunca. Es como que volvió a sus orígenes, pero aggiornado”, sintetiza.

 

 

Mike destaca que en los primeros meses de este 2020 “hubo una gran cantidad de propuestas nuevas, con un crecimiento marcado de los sunset beach, que se terminaron imponiendo como una de las claras tendencias de la temporada. Además, se inauguraron varios paradores”. Esto último tiene que ver con una decisión del municipio tomada el año pasado, cuando obligó a que se demolieran todas las construcciones que eran de cemento para que volvieran a levantarse con materiales sustentables y, también, con menos metros cuadrados. Eso generó que se ganen muchos metros de playa (5.000 metros cuadrados, según los cálculos del intendente de Pinamar, Martín Yesa), además de producir un claro cambio de fisonomía.                                                                                                                                  

“Se volvió a la esencia de lo natural, a lo que era la idea original de la familia Bunge, quienes diseñaron la ciudad. Pero además no hay dudas de que acá están las playas más lindas”, asegura, contundente, este ícono de la ciudad, quien luego de hacer varias temporadas en Punta del Este desembarcó aquí en 1992. Y desde entonces está involucrado en los principales eventos y propuestas que ocurren en Pinamar. 

 

                        

28 años en el centro de la escena. Sus primeros trabajos fueron a cargo de la ambientación de diferentes lugares. Comenzó en lo que era Ufo Beach, en Pinamar Norte, y luego continuó en el también desaparecido Parador Philips. Por supuesto, los dos points se consolidaron rápidamente. Tal como pasaría, y sigue pasando, con cada uno de los lugares -imposibles repasarlos todos- en los que Mike trabaja. La extensa lista la integran los paradores Hemingway (en Pinamar y en Cariló), Ufo Point y Boutique Club de Mar (donde junto a la modelo Natalia Fassi hacen "Boutique Report", por FM 104.9 Radio Oz Pinamar), y los boliches Sabbia y, por supuesto, el histórico Ku, que funcionó por última vez en el verano del 2016, y en el cual Mike fue el anfitrión de los invitados VIP desde el 94’. También supo ocuparse de todas las marcas que desembarcaban en Pinamar y, con el tiempo, creó la ya célebre “La fiesta de blanco”, un clásico de cada verano en la ciudad.

 

 

Siempre inquieto, con ganas de seguir desafiándose, este verano se ocupó del armado de eventos sociales en lugares como el flamante sitio gastronómico Kangavar, o el nuevo parador Fedra’s Beach. Y ya planea el resto del año, donde los viernes y sábados estará a cargo de una nueva propuesta en Nordelta, y los días de semana armará unos meetings empresariales en un restó de Palermo Hollywood. Además, será el contact man, en el mercado de EE.UU. y Argentina, de dos empresas de Oriente pertenecientes a la industria del reciclado y la ecología ambiental.

 

 

                           

Mike estudió tres años de arquitectura en la Universidad de Belgrano, y sus primeros trabajos fueron en marketing y publicidad. Pero sin dudas el rol de anfitrión es el que mejor le queda. También es dueño de una visión que le permite siempre captar las últimas tendencias de Europa y Nueva York, sumándole su impronta propia. Y su forma de ser y la manera de manejarse le fueron generando muchos contactos y amigos, como Daniela Cardone, Natalia Fassi, Karina Jelinek, Belén Francese, Leo García, María Fernanda Callejon, Pablito Ruiz, Verónica Varano, Marley y Moria Casan. En realidad, sea el nombre que uno se imagine, no importa el rubro al que pertenezca (modelos, empresarios, cantantes o deportistas, por ejemplo), todos ellos admiran y quieren a este PR que, aunque tiene su departamento en Caballito, vive en PinaMike.