En su participación en el programa conducido por Andy Kusnetzoff, PH: Podemos Hablar, Ronnie Arias reveló una extraña anécdota que vivió durante las décadas de los 80' y 90'.

El conductor radial contó su relación con las drogas, una vez finalizada la dictadura cívico-militar, y contó algunos detalles de su experiencia.

"Los años 90 fueron una época de ebullición maravillosa. Veníamos de la peor dictadura que había vivido la República Argentina. Era todo florecer, crear, era todo arte y había que experimentar. Si vos me preguntás sobre mi situación con la droga, menos heroína probé de todo", comenzó Arias.

La extraña confesión de Roonie Arias: "Aspiré las cenizas de la mamá de Fernando Peña"

Luego, Ronnie aseguró que consumió las cenizas de la madre de Fernando Peña: "Una vez encontré ahí una caja con un polvo marroncito, lo abrí y le pregunté ‘Fer, ¿estás tomando heroína vos?’, y él me dijo ‘no, son las cenizas de mi vieja’. Yo me puse entre los dientes las cenizas de Malena, la mamá de Fernando", indicó.

Por último, entre las carcajadas que provocó la anécdota, el locutor sentenció: "Más allá de que nos reímos, esto no es joda. Me he despertado después de un coma alcohólico tres días después con la señora que limpiaba en mi casa llorándome al lado. Ahora, el solo pensar en salir de noche y el olor a cerveza podrida que queda en la discoteca cuando cierra, pienso que no hay nada peor", cerró.