En las últimas horas se conoció el difícil momento que atraviesa Tristán, a sus 83 años, el actor y humorista permanece hospitalizado en Córdoba desde el mes de noviembre a causa del coronavirus, y según confirmó Federico Díaz Ocampo, uno de sus hijos, el comediante debió ser trasladado a terapia intensiva tras sufrir un paro cardiorespiratorio.

"Papá anteayer a la noche papá tuvo un paro cardiorrespiratorio. En el parte de la mañana nos dijeron que le empezó a fallar el marcapasos, le dejo de bombear el corazón, le hicieron electroshock y quedó en terapia intensiva" detalló el joven en diálogo con CNN Radio, aunque de todas formas expresó: "pero gracias a Dios está un poco mejor".

Además aprovechó para visibilizar la falta de respuestas por parte de con la obra social: "Él estaba en un centro de rehabilitación, Papa no caminó más, desde diciembre, de la cirugía de cadera. Después de eso la obra social no se hizo más cargo, y nunca más respondieron".

Desesperado por viajar a la provincia cordobesa para reencontrarse con su papá, Federico cerró: "Con 84 años es increíble la fuerza que tiene. Tuvo Covid y lo pasó. Siempre fue un tipo sano, no toma alcohol, dejó el cigarrillo de joven, no se drogó, comía cosas naturales. Es un tipo que tiene una fuerza impresionante. Yo no lo veo desde diciembre del año pasado. Por suerte está estable, ahora no podemos hacer más que rezar".